“Amigo” de Servini, apuntado por Casanello por “plantar testigos falsos”

Política

Eduardo Miragaya fue noticia en más de una oportunidad. En los últimos años, ha quedado envuelto en una serie de polémicas como la de la jubilaciones “truchas” de La Rioja, sus cruces con Alejandra Gils Carbó, incluso, las declaraciones de Natacha Jaitt a cargo de una exespía de quien este exAFI era jefe. Esta vez, es el juez Sebastián Casanello quien lo acusa de plantar testigos falsos en su contra para apartarlo del caso de La Ruta del dinero.

Por Urgente 24

En 2016, Eduardo Miragaya fue noticia varias veces. Se sumó a la AFI de la mano de Silvia Majdalani y avisó a la Procuración, para que le otorguen una licencia, una vez que ya estaba en su nuevo puesto. Fue nombrado como “director de la Dirección de Inteligencia sobre Delincuencia Económica y Financiera de la AFI”, y se convirtió en el interlocutor del Gobierno con los tribunales de Comodoro Py.

Miragaya es conocido por una serie de polémicas en los últimos años. Su última labor relevante fue en el fuero de la Seguridad Social, donde quedó envuelto en una controversia por jubilaciones “truchas” de La Rioja. Y antes cobró notoriedad como uno de los “operadores” judiciales dilectos del menemismo, rol que, cuentan jueces y fiscales, habría retomado desde la AFI, según publicó el periodista Hugo Alconada Mon en junio de 2016.

El fiscal ya estaba enfrentado por entonces con la exprocuradora Alejandra Gils Carbó, a quien cuestionaba por las redes sociales por los nombramientos de fiscales ad hoc. Ella lo tenía en la mira por las “excesivas licencias médicas” que se tomaba.

Miragaya se fue de la AFI en marzo de 2017 en medio de la ola de rumores. Y tras otras “turbulencias” como las de haber sido jefe directo de una exespía de la AFI que acompañó a Natacha Jaitt en su recorrida por los medios para acusar de supuestos vínculos con una red de pedofilia de diversos periodistas y otra personalidad, se mencionó como su nuevo destino a la Físcalia de Delitos Ambientales, manejada por Ramiro González, muy cercano a la jueza Maria Servini, a quien Miragaya define como su “amiga desde hace muchos años”.

El Juez Sebastián Casanello lo acusó ahora, según el diario ‘La Nación’ por haber plantado testigos falsos, con el objetivo de involucrarlo en una causa y conseguir que se lo aparte del caso de La ruta del dinero.

Casanello pidió que se ordene indagatoria contra el fiscal Miragaya, devenido en funcionario de la AFI durante la gestión de Cambiemos, y contra Santiago Viola, un abogado de los hijos de Lázaro Báez. Ambos están señalados de ser los instigadores que actuaron sobre los testigos falsos, según publica Hugo Alconada Mon en el mencionado matutino.

La causa la lleva el Juez Luis Rodríguez y el Fiscal Carlos Stornelli, ya logró establecer que Gabriel Corizzo (un militante kirchnerista que fue empleado de la Anses) y Carlos Scozzino (quien fue chofer de la expresidente) dieron falso testimonio, al declarar haber visto a Casanello en una de las salas de espera de la Quinta de Olivos, cuando Cristina Kirchner era mandataria.

A raíz de esto, los testigos falsos afrontan un juicio ante el Tribunal Oral Federal Nº3 por falso testimonio, ya que se logró establecer que ninguno de los dos se encontraba en la quinta presidencial el día señalado y, por lo tanto, no podrían haber visto a Casanello.

Sin embargo, el Juez pidió que se amplíe la investigación y no sólo se acuse a los testigos, sino también a quienes planearon las falsas declaraciones.

www.urgente24.com

Deja un comentario