El kirchnerismo quedaría lejos del quórum propio en Diputados

Política

En caso de repetirse en octubre los resultados de las PASO, el actual oficialismo sería el partido que más perdería en la Cámara baja, en tanto que el Pro sería el que más crecimiento registraría. La UCR y el Frente Renovador también sumarían.

El Frente para la Victoria es claramente el bloque de la Cámara baja que más arriesga en estas elecciones, habida cuenta de que pone en juego la gran cosecha alcanzada en 2011, aquella elección del 54 por ciento de Cristina Fernández de Kirchner. Por eso es que no sorprende que a pesar de haber resultado primero en las elecciones primarias, en caso de que esos resultados se replicaran en octubre, terminaría perdiendo nada menos que 18 legisladores.

Sucede que el kirchnerismo arriesga mucho en esta elección: nada menos que 77 diputados, y sumaría solo 59. Con lo cual, pasaría a tener 101 diputados.

Como contrapartida, el bloque que más crecería es el del Pro, que sumaría 22 miembros, en tanto que la UCR también crecería al cosechar 18 miembros, cinco más de los que arriesga.

El Frente Renovador arriesga solo 6 y lograría el doble. A su vez, la izquierda continúa con su lento y sostenido crecimiento, sumando otro legislador a los tres que ya tiene.

El Partido Socialista sería, después del Frente para la Victoria, el que más bajaría, pues arriesga cinco integrantes y solo renovaría uno.

Desaparecerían bloques completos como el del Frente Cívico de Córdoba, de dos miembros, y el de Unidad Popular, que hoy tiene tres miembros y ya no cuenta con posibilidades de sumar, pues no pasó el filtro de las primarias.

La nueva conformación de la Cámara quedaría con el Frente para la Victoria en condición de primera minoría, con 101 miembros. Y tendría como aliados al Frente Cívico por Santiago, que mantendrá sus siete miembros, y el bloque Solidario, reducido solo a Carlos Heller. Y el Movimiento Popular Neuquino mantiene sus tres miembros.

La Unión Cívica Radical sería la segunda minoría, con 39 integrantes, a los que hay que sumar los tres miembros del Frente Cívico y Social Catamarqueño.

El Pro, en tanto, ascendería al tercer lugar, con 36 miembros. Un escalón delante del Frente Renovador de Sergio Massa, que pasaría a tener 23 integrantes.

La Coalición Cívica-ARI tendrá un bloque de cinco; Suma +, aliados de la UCR, tendría dos integrantes, en tanto que el GEN de Margarita Stolbizer sumaría tres integrantes y el Partido Socialista quedaría con cuatro miembros. La misma cantidad que el Frente de Izquierda y los Trabajadores.

Compromiso Federal tendría cuatro integrantes, mientras que Unión por Córdoba ascendería a siete.

El bloque dasnevista sumaría tres miembros, y cierran este recorrido doce bloques unipersonales.

Veamos ahora cómo sería la cosecha provincia por provincia, según el análisis realizado por parlamentario.com en base al sistema D’Hont:

Buenos Aires

En la provincia de Buenos Aires, donde se ponen en juego 35 bancas, el Frente para la Victoria perdería cinco, pues según los resultados del domingo el oficialismo estaría obteniendo 15, Cambiemos once, siete serían para UNA, en tanto que las dos restantes se repartirían entre Progresistas y el FIT.

En este distrito la UCR ponía en juego la banca de Miguel Bazze, que renovaría ese escaño, pues ocupaba un lugar en la lista de Cambiemos; en tanto que el Frente Renovador ganaría dos lugares, pues expone cinco. La izquierda ganaría una banca, en tanto que se da con el GEN un caso curioso. Lograría incorporar a un diputado, el primero de la lista, que es Omar Duclós, quien renovaría su banca, pero a su vez ingresaría otro más, Sergio Buil, que ocupaba el décimo lugar de la lista de Cambiemos.

El gran ganador es el Pro, que no ponía en juego ningún escaño y sumaría como propios a nueve de los once que pondría en la Cámara baja.

Ciudad de Buenos Aires

En la Ciudad de Buenos Aires se ponen en juego 12 escaños, cuatro de ellos del Frente para la Victoria, que estaría perdiendo un lugar, pues ahora conseguiría tres lugares. Siete bancas serían para Cambiemos, y las dos restantes se la repartirían UNA y Progresistas.

El radicalismo estaría perdiendo entonces una banca, la de Manuel Garrido, que buscó la reelección a través de una de las listas de Progresistas, pero perdió la interna con Victoria Donda, que es quien estaría renovando su banca, aunque en realidad la actual es en representación de la provincia de Buenos Aires.

Catamarca

En la provincia del noroeste se ponen en juego dos bancas y según las PASO las mismas se estarían repartiendo entre el Frente para la Victoria y el Frente Cívico. El FpV estaría perdiendo así una banca.

Chaco

Tres bancas están en juego en el Chaco, dos del Frente para la Victoria y una de la UCR. El reparto sería similar, en caso de repetirse los resultados del domingo.

Chubut

En esta provincia patagónica se reparten tres escaños, y aquí el Frente para la Victoria estaría perdiendo uno. Es que en 2011 se quedó con todas las que estaban en juego y ahora conseguiría renovar dos, quedando la restante para el dasnevismo de Chubut Somos Todos.

Córdoba

Una de las provincias grandes, que ponen en juego nueve bancas. Y es otra donde al kirchnerismo le iría muy mal, ya que pone en juego cuatro lugares y estaría renovando solo uno.

Para Unión por Córdoba, en cambio, sería todo ganancia, pues estaría incorporando cuatro lugares. Las otras cuatro bancas serían para Cambiemos. En este caso, dos serían de radicales, que renovarían las que ponen en juego, mientras que una sería para el Pro y la restante para la Coalición Cívica.

Corrientes

Otra provincia donde ganó el Frente para la Victoria. Aquí hay en juego cuatro bancas, tres de las cuales quedarían para el Frente para la Victoria y la restante para el radicalismo, con lo cual se repetiría lo sucedido en 2011.

Entre Ríos

Cuatro bancas están en juego de esta provincia mesopotámica, y se repartirían en partes iguales entre el Frente para la Victoria y Cambiemos. Por lo tanto el kirchnerismo estaría perdiendo un escaño, pues en 2011 había conseguido tres bancas. El radicalismo, que ponía en juego la banca de Fabián Rogel, sumaría un lugar en la futura Cámara.

Formosa

Tres bancas se ponen en juego en esta provincia, donde el oficialismo había obtenido las tres hace cuatro años. Ahora cedería un lugar, pues conseguiría solo dos, y la restante iría para Cambiemos.

Jujuy

En esta provincia el radicalismo venció al Frente para la Victoria en el rubro diputados. Con lo cual revertiría el resultado de 2011, con lo que el kirchnerismo perdería un lugar. Serían dos para Cambiemos y uno para el FpV.

La Pampa

En esta provincia se ponían en juego dos bancas, una del Frente para la Victoria y la restante de la UCR. Las cosas, en caso de repetirse el resultado del domingo, seguirían así: una para cada uno.

La Rioja

Tres bancas riojanas se ponen en juego, dos del Frente para la Victoria y una de la UCR. El reparto ahora sería igual.

Mendoza

En la provincia cuyana hay cinco bancas en juego. Cuatro corresponden al Frente para la Victoria, una de la UCR y la restante del Partido Demócrata. El FpV perdería dos escaños, pues en caso de reiterarse el resultado del domingo, tres lugares serían para Cambiemos y dos para el Frente para la Victoria.

Misiones

Las cuatro bancas en juego seguirían siendo aquí del Frente para la Victoria.

Neuquén

Como en 2011, las dos bancas se repartirían entre el Frente para la Victoria y el Movimiento Popular Neuquino.

Río Negro

Hay tres bancas en juego en esa provincia y aquí el Frente para la Victoria perdería otra banca. Es que mientras en 2011 se quedó con las tres, ahora cedería una a Cambiemos, en este caso para un hombre del Pro.

Salta

En la provincia gobernada por Juan Manuel Urtubey, se ponen cuatro bancas en juego. Pero mientras en 2011 tres fueron para el FpV y la restante para la UCR, ahora el Frente para la Victoria retendría solo dos, repartiéndose las restantes entre UNA y Cambiemos.

San Juan

Otra provincia donde el FpV cedería un escaño. Es que mientras en 2011 se quedó con las tres en disputa, ahora retendría solo dos, yendo la restante para UNA.

San Luis

Como suele suceder, Compromiso Federal retendría las dos bancas en juego en esta provincia. Tal cual sucedió hace cuatro años.

Santa Cruz

Mientras en 2011 las dos bancas en juego fueron para el Frente para la Victoria, esta vez Cambiemos y el Frente para la Victoria se repartirían ambos escaños.

Santa Fe

Hay diez bancas en juego en esa provincia, donde el Frente para la Victoria pone en juego cuatro, que si se repitieran los resultados del domingo último, las retendría todas. Cambiemos se alzaría con tres, siendo todas del Pro, pues los radicales iban junto con el Frente Progresista, que tuvo una muy mala elección, al punto tal que solo logró un escaño, de las tres que ponía en juego. De esas tres, dos eran de socialistas y uno de un radical.

UNA, a su vez, lograría dos escaños.

Santiago del Estero

Como suele suceder, en esa provincia el Frente Cívico Santiagueño se quedaría con las cuatro bancas en juego.

Tierra del Fuego

Tres bancas se ponen en juego en la provincia más austral. Dos serían para el Frente para la Victoria, que ganaría una, y la restante para UNA.

Tucumán

En esta provincia hay cinco lugares en disputa. Cuatro serían para el Frente para la Victoria y el restante para Cambiemos. Tal cual sucedió en 2011.

Fuente: www.parlamentario.com

Deja un comentario