Montañista chino regresa después de escapar de ataque terrorista

Insurgencia y Terrorismo Política Internac.

Fuente: China Daily

Urumqi, 26/062013(El Pueblo en Línea)- Zhang Jingchuan envolvió con sus brazos a su esposa en llantos tan pronto como salió de la zona de arribos del Aeropuerto Internacional de Urumqi el martes.

Su vuelo desde Islamabad, capital de Pakistán, aterrizó en la región autónoma uigur de Xinjiang a las 16:12.

El montañista de 42 años de edad fue el único escalador chino en sobrevivir un ataque terrorista antes del amanecer en la zona de Gilgit-Baltistán en el norte de Pakistán el domingo.

El ataque dejó 11 muertos, entre ellos dos escaladores chinos en su camino hacia la conquista de Nanga Parbat, la novena montaña más alta del mundo. Jundallah, un grupo vinculado a los talibanes paquistaníes, más tarde se atribuyó la responsabilidad.

Veinticuatro escaladores paquistaníes y 19 ciudadanos extranjeros fueron evacuados en helicóptero, de acuerdo con los medios de comunicación de Pakistán, que informaron que la policía había arrestado a 37 sospechosos.

Zhang le dio un largo abrazo a su esposa el martes en medio de una multitud de reporteros.

Con los ojos ocultos tras las gafas de sol, habló brevemente con la prensa. “Estoy bien”, dijo en voz baja cuando se le preguntó acerca de la herida de 5 centímetros en su cabeza, donde fue rozado por una bala terrorista.

Zhang se negó a hablar sobre el ataque, pero su amigo, An Shaohua, que estaba en el aeropuerto, repitió los detalles que Zhang le dio durante una llamada telefónica desde Pakistán.

Dijo que el ataque se produjo poco después de medianoche, mientras los montañistas descansaban en sus tiendas de campaña en el campamento base. Antes de que Zhang tuviera tiempo de reaccionar, lo habían atado y arrastrado de su tienda a punta de pistola, dijo An.

En un primer momento, Zhang, un ex soldado de la provincia de Yunnan, dijo que pensaba que era un robo, pero la experiencia le decía que era más que eso y se puso a trabajar en un plan de escape.

Después de que los terroristas habían recogido todos los objetos de valor, comenzó el tiroteo, dijo An, recordando el relato de su amigo. Cuando Yang Chunfeng, un montañista de Xinjiang, recibió un disparo, Zhang fue capaz de desatar la cuerda y huir descalzo.

“Zhang dijo que podía sentir balas junto a su cabeza”, dijo An a los periodistas, agregando que logró evadir a los hombres armados que lo persiguían al saltar de un acantilado y esconderse. “Él no se dio cuenta de que estaba herido hasta que fue rescatado”, agregó.

Después de que los atacantes se habían marchado, Zhang regresó al campamento base para buscar su ropa y un teléfono satelital. Luego llamó a un amigo en Kunming, provincia de Yunnan, a eso de las 4 de la mañana.

“Sin su formación militar, no hay manera de que hubiera sobrevivido”, dijo An.

Yang, de 45 años, y Rao Jianfeng, de 49 años, de la provincia de Guangdong, murieron en el ataque. Sus amigos y parientes volaron a Islamabad desde Urumqi el martes por la mañana para recoger sus cuerpos.

“Me llamó varias veces después del ataque, pero sólo brevemente porque él no quería que yo y nuestro hijo de 11 años de edad nos preocupáramos demasiado”, dijo la esposa de Zhang, que se identificó como Wang. “Me enteré de la mayor parte de los detalles a partir de los medios de comunicación. Era inevitable”, explicó.

La primera parada de Zhang después de aterrizar fue la casa de Yang en Urumqi para regresar algunas de las pertenencias de Yang a sus padres. Él y su esposa dijeron que planean regresar a Kunming el miércoles.

Al preguntarle acerca de su futuro, Zhang dijo que sólo quiere disfrutar de la vida con su esposa y no respondió cuando se le preguntó si alguna vez intentaría otro desafío de montaña.

Deja un comentario