Fernández Díaz dice que el Gobierno no negociará “ni con ETA ni con sus presos” y exige a la banda que se disuelva

Censura a los que, en referencia a Errekondo, “jalean a los terroristas y son tan cobardes que ni siquiera condenan sus crímenes”

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado este lunes que “el Estado español ha derrotado a ETA policialmente”, por lo que ha dicho a la banda terrorista que “lo que tiene que hacer es disolverse incondicionalmente” y le ha advertido una vez más de que el Gobierno “no va a negociar ni con ETA ni con sus presos, ni antes ni ahora ni mañana”.

En su discurso de clausura de la Conferencia de Alto Nivel sobre Víctimas del Terrorismo, que se ha celebrado estos días en Madrid, Fernández Díaz ha subrayado que España se encuentra “más cerca que nunca del fin de la violencia” porque el Estado de Derecho “ha derrotado a ETA, a la que, según ha dicho, “sólo le espera un destino, su disolución incondicional, porque un gobierno digno de tal nombre no negocia con una organización terrorista”.

El ministro se ha referido así al comunicado de ETA del 20 de octubre de 2011, en el que anunció el cese definitivo de la actividad terrorista, y ha afirmado que la banda no tomó esta decisión “porque se hubieran convertido a la democracia, o porque entendían que no se podían conseguir supuestos objetivos políticos por medio del terror, o por convicciones éticas o morales”.

“Lo hicieron porque el Estado

español ha derrotado a ETA policialmente y ahora el Gobierno le dice a ETA que lo que tiene que hacer es disolverse incondicionalmente”, ha señalado el ministro frente a los asistentes a la Conferencia, organizada por el Foro Global contra el Terrorismo (GCTF), del que forman parte más de 30 países además de Naciones Unidas y la UE.

RECUERDO A MIGUEL ÁNGEL BLANCO

Fernández Díaz ha comenzado su discurso recordando que este martes se cumplen 15 años del secuestro por parte del ETA del concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco, asesinado 48 horas después. En su opinión, la banda demostró con este acto que “su crueldad no tenía límites y su delirio sanguinario era capaz de los más abyectos crímenes”.

No obstante, ha subrayado que también hace 15 años que “la sociedad vasca en particular y la española en su globalidad dio una respuesta pacífica, contundente, firme, valiente y ejemplar contra el terrorismo” y que gracias a esa respuesta se puede afirmar hoy que “el Estado de Derecho ha derrotado a ETA”.

Pero el ministro ha querido decir a los presentes, para que lo transmitan en sus países de origen, que el portavoz de Amauir en el Congreso, Xabier Mikel Errekondo, no ha querido condenar el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco. “Lo digo para que sepamos de qué estamos hablando. Representantes políticos que se sientan en el Congreso y que gobiernan instituciones en España se niegan a condenar hoy ese crimen execrable”, ha insistido.

LAS VÍCTIMAS DEBEN CONTAR LO SUCEDIDO

Fernández Díaz ha afirmado que son las víctimas las que “deben contar el relato de lo sucedido” durante los años de violencia terrorista, pero ha advertido de que ese relato “no tolera la equidistancia pretendida por quienes jalean a los terroristas y son tan cobardes que ni siquiera condenan sus crímenes”.

El ministro ha señalado que “ninguna” de las vidas perdidas por la violencia “se perdió en vano”, ya que considera que “a través de su sacrificio se confirman” las convicciones democráticas y la “inquebrantable confianza en el Estado de Derecho”.

Pero además, ha indicado que la protección que se debe dispensar a las víctimas “debe comprender todas las formas de agresión a sus libertades”, lo que, a su juicio, incluye sus “derechos políticos”, razón por la que, según ha explicado, el Gobierno ha encargado estudiar la forma de que todos aquellos ciudadanos vascos y navarros que tuvieron que salir de su comunidad a causa de la amenaza de ETA puedan votar en estas regiones.

Se trata, ha dicho Fernández Díaz, de “reponer en el ejercicio de sus derechos de participación electoral a quienes se vieron obligados a salir del País Vasco y Navarra por la presión y la violencia de la amenaza etarra”. “Confiamos en que desde el Estado de Derecho se puede llegar a una solución de reparación de esta flagrante injusticia”, ha concluido.

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/policia-y-justicia/

Deja un comentario