30 años después, cicatrizan las heridas de la guerra

Fuerzas Armadas

En su Villa Las Rosas, Mariano Velasco cuenta cómo fue el encuentro con el marino inglés con quien se enfrentó en Malvinas. Wilkinson creía haber matado a Velasco.Villa Las Rosas. La historia que entrelaza las vidas del argentino Mariano Velasco y del inglés Neil Wilkinson parece extraída de una novela que relata los misterios del destino, los desencuentros y los encuentros de los hombres (ver video de la BBC en español).

Durante la Guerra de Malvinas, el 27 de mayo de 1982, Velasco, entonces Primer Teniente de la Fuerza Aérea, piloteaba un A4-Skyhawk que tenía como objetivo un ataque a la logística de los ingleses que en ese momento desembarcaban en el canal de San Carlos.

Wilkinson estaba en el barco HMS Intrepid y fue quien disparó contra el avión argentino que terminó estrellándose en cercanías del canal. Durante muchos años, el inglés pensó que había matado al piloto argentino, pero en 2007, mientras miraba un documental en la televisión, vio el rostro y el nombre de Velasco estampados en la pantalla.

En noviembre pasado, después de dos años de intercambio de correos y mensajes, Wilkinson viajó convocado por la BBC a Villa Las Rosas para encontrarse con el comodoro retirado Velasco, en su casa de campo. Se abrazaron, charlaron mucho durante un día y comieron un asado con empanadas criollas.

“Es una situación de alto nivel emotivo”, le dijo ayer Velasco a La Voz del Interior al recordar el momento del encuentro con el soldado inglés que derribó su avión hace 30 años. “El estaba muy emocionado y le costaba hablar”, aseguró y contó que después de la guerra, Wilkinson tuvo muchos problemas psicológicos y fue pasado a retiro por el Ejército británico. “En mi caso, gracias a Dios, desde el punto de vista psicológico estoy bien, estable”.

Relato de la supervivencia. Con ánimo aplacado y voz serena, el militar retirado habla de lo sucedido hace 30 años con mucha naturalidad. Rodeado de sus tres hijos y sus cinco nietos, Velasco dice que tiene mucho para contarles sobre su vida y sobre su experiencia en la guerra.

El relato de lo sucedido ese 27 de mayo de 1982 es impactante. “Los ingleses estaban desembarcando por el canal de San Carlos y en la bahía habían descargado gran cantidad de material de la logística de las tropas que iban a desembarcar a Puerto Argentino”. “Después de hacer la navegación desde la base de Río Gallegos, a muy baja cota para evitar la detección de los radares, cuando entré a la bahía sorteé una lomada que circundaba la bahía y vi los buques y gran cantidad de cargamento”.

“Todo transcurrió muy rápido y empecé a sentir impactos bajo el ala y me avisan por el VHF que me eyectara porque tenía fuego”, relató Velasco y agregó: “No lo podía hacer porque no estaba en las óptimas condiciones para esa operación. Y continué el vuelo, salí de la bahía, puse rumbo al oeste para la isla Gran Malvina y en unos 30 o 40 segundos crucé el canal y cuando llegué a la costa bajé la velocidad, subí y a unos 300 metros de altura abandoné el avión previo a lanzar los tanques de combustible. Me eyecté y caí a tierra en unos 30 segundos”.

En la caída sufrió la torcedura en su tobillo izquierdo pero eso no le impidió comenzar una caminata que duraría dos días hasta que encontró un refugio para guarecerse. “Caminaba 45 minutos y descansaba 15, para no dormirme”, contó. En el refugio encontró comida y provisiones para sobrevivir hasta que lo rescató un camión de la Cruz Roja, varios días después.

El encuentro. En noviembre pasado llegó a Villas Las Rosas un equipo de producción la BBC para registrar el encuentro entre el soldado inglés y el militar argentino. Neil Wilkinson intentó venir en 2010 pero un problema de salud se lo impidió por lo que la producción para la televisión inglesa se postergó por un año. “Él vio con su mujer un corto que había hecho la Fuerza Aérea Argentina sobre la guerra y en el que aparecía yo. Me vio contando la historia, la misma que había vivido desde el otro lado”, afirmó Velasco, que contó que después de eso Wilkinson viajó a Londres para buscar un enlace que lo vincule con él. “En Londres empieza a buscarme. Habla con el agregado de la Embajada pero por cuestiones de seguridad no le querían dar mis datos.

Un día me llamaron de la Embajada y les dije que no tenía problemas así que empezamos a tener un vínculo por e-mail”.

Velasco relató cómo fue el reencuentro: “Pasamos un lindo día en mi casa, participamos de una cena que consistió en un asado con empanadas y se fue enamorado de las empanadas”, dice, entre risas.

Para Wilkinson, el reencuentro fue, quizás, más emotivo porque pudo conocer a quien pensaba haber matado.

Causa nacional
Retirado. Hace unos años, Mariano Velasco se retiró de la Fuerza Aérea y hoy disfruta de sus nietos en su casa de Villa Las Rosas. Luego de conocerse la noticia de su encuentro con el ex soldado inglés a través de los medios, el teléfono de su casa no paró de sonar en la tarde de ayer.

Posición. Para él, la causa Malvinas debería tener más fuerza en la conciencia de los gobernantes y del pueblo. “Para los ingleses, las islas son algo lejano y se le hace difícil comprender cómo Gran Bretaña tiene ese pedazo de tierra tan alejado”, afirmó y añadió: “Nuestro reclamo, en cambio, tendría que ser más enérgico y tendríamos que hacer marchas y pedir la restitución de las Islas de otra forma”.
Fuente: http://www.lavoz.com.ar/

Deja un comentario