Maratón El Origen – Villa La Angostura – Bariloche – Río Negro CORAZON DE GUERRERO

Fuerzas de Seguridad

Guerrero de Corazón – Sargento Daniel Senicen
Carrera de tres días consecutivos de running por los lugares más espectaculares de la Patagonia Andina. Esta vez se desarrolló en Villa La Angostura, entre el 14 y el 16 de Febrero. Al igual en ediciones pasadas, el recorrido fue enteramente por senderos que combinaba valles, cumbres, mallines y coasterings de lagos y lagunas.

Ésta, bien podría ser una nota más de las que habitualmente realizamos a nuestros camaradas, aquellos que con orgullo nos cuentan el motivo que los hizo abrazar esta profesión, que pese a que a veces es vapuleada ellos se aferran a su ideal de hombres de bien, y dan todo de sí en el cumplimiento de la función que le es encomendada…

Este es el caso del Sargento L.P 14.235 Jorge Daniel SENICEN, de la División CUSTODIA PRESIDENCIAL, de ahora en más para nosotros y para quienes van a conocerlo a través de estas líneas: “Daniel”

Daniel es muy celoso con su trabajo, de hecho es él quien se ocupa de brindar instrucción y cuidar el estado físico de los Suboficiales que integran el numerario de la División.

Además de las responsabilidades inherentes a su profesión, Daniel es esposo y padre, y el encargado de velar para que a su familia nada le falte, motivo por el cual como tantos otros compañeros, toma la opción del servicio de policía adicional.

Hasta acá pareciera que contamos la historia de cualquier policía elegido al azar, pero en realidad lo que compartiremos con ustedes es lo que Daniel en su escaso tiempo libre hace, como hobby, como su “modo de vida”, ya que nos ha confesado que no le resulta posible imaginarse vivir sin hacerlo, porque casi es la energía que lo nutre, Daniel es atleta amateur, y siente que ha nacido para correr, y desde años no deja de hacerlo.

Pues bien, hace poco Daniel participó de la 4° Edición de la Carrera de Montaña llamada “El Origen”, que es su primera carrera de estilo, ya que hasta entonces sólo había participado de maratones o carreras pero en superficies llanas, así que ha resultado todo un desafío para el intervenir en esta carrera, y pese a ser su primera vez salió 4° en su categoría y 35° en la general, sobre un total de 270 atletas, la mayoría de los cuáles se dedican sólo a esta actividad, y cuentan con una logística detrás de ellos de la que Daniel carece.

Copette Central>>El Sargento de la Policía Federal Argentina, Jorge Daniel Senicen, siendo un amateur salió 4º en su categoría y 35º en la general entre 270 atletas.

Entonces fue cuando empezamos a preguntarle…
L.R: ¿Hace mucho que corres?
D.S: Desde siempre, desde que recuerdo me enganchaba con fútbol, con atletismo, con todo lo que fuera actividad deportiva. Ya cuando tuve una edad donde pude empezar a entender la técnica me dediqué más a correr, empecé a participar de maratones, y cuando corrí la ultra maratón de 50 Km, sentí que no podía volver a correr menos que eso, imponiéndome un desafío mayor, y por un amigo que ya había corrido “El Origen” que me dijo: “una vez que corres en montaña no volves a correr en la calle”, me decidí a embarcarme en esta aventura…

L.R: Esta maratón, es la primera vez que la haces, ¿no? Contanos un poco de esta experiencia…

D.S: Si, es la primera vez, y para correr tuve que prepararme, sólo que no cuento con los tiempos de cualquier atleta que se dedica a esto, yo soy amateur, y me entreno en los huecos libres que me quedan, a veces hasta sacrificando tiempo de estar con mi familia, sólo que como ellos saben de mi pasión por esto me acompañan 100%.
Y fue así que me lancé a esta aventura, para llegar a Villa La Angostura, donde fue la carrera manejé 1700 Km, y al otro día de arribado se iniciaba el desafío, ya ves que yo no tenía equipo de apoyo ni logística, sólo éramos el paisaje y yo, dos pares de zapatillas que llevaba (rogando duraran hasta permitirme llegar), el casco (obligatorio para este tipo de actividad) que me lo había prestado y un gran desafío que yo mismo me imponía y me aguardaba por delante.
Previo a la largada tuvimos todos los corredores una charla técnica en la que nos informaban sobre el circuito, los puntos indicadores que debíamos tener a la vista si no queríamos terminar perdidos, y cosas de estas características que tienen que ver con brindar la mayor seguridad a los corredores.

L.R: Y entonces, cómo fue el día e la largada.
D.S: Bárbaro, la verdad arrancamos corriendo por una ruta unos 3 Km. y yo me adelanté muchísimo, al punto de llegar a pensar que si mantenía este ritmo iba a tener una excelente performance, el problema empezó cuando se terminó el asfalto y empezó un camino de subida en ripio… Se me cerraron los pulmones, me ahogaba, sentía que no tenía las piernas, y hacía un esfuerzo grande para no perder de vista al resto de los corredores, porque temía quedar sólo y equivocar el camino. Lo único que me mantenía aferrado al esfuerzo era cuando miraba el paisaje que me rodeaba, era un lugar increíble, de ensueño, y me decía “mirate donde estás” y así me impulsaba.
Yo no me había entrenado con fuerza de piernas, había entrenado como para correr una carrera en la calle, lo que se presentaba ante mí era un desafío para ver hasta donde podía llegar.

En estas carreras debes que mantener un cierto tiempo por etapa, y si no lo cumplís quedas descalificado, por eso no podía permitirme detener la marcha, pero después de la altura del primer día 1900 mts…2200 mts el segundo día y 1200 el tercer día , en subida y sentir que ya no tenía piernas, dije, epa, qué pasa!, y empecé a preocuparme… Afortunadamente luego de correr por esa colina que en realidad estaba cubierta de ceniza volcánica llegamos a una zona con muchos árboles, un bosque de arrayanes, y ahí paulatinamente fui recuperando el aliento, las piernas y fundamentalmente la fe en que este desafío podía ser posible, y así seguí subiendo agarrando otra vez el trote, porque cuando salí de la zona boscosa ya me había recuperado por completo. Tuvimos que correr luego pegados a la playa, pero no sobre la arena lisa, sino por una zona rocosa, que ahí iba observando a los corredores experimentados y noté como ellos iban sorteando los obstáculos, lo hacían caminando, saltando de una piedra a otra, fue entonces que empecé a copiar su técnica, que sin dudas resultaba efectiva a la vez de que me resguardaba de una posible lesión.

L.R.: ¿Contaste con alguna ayuda externa para lograr concretar este desafío?
D.S: Con el apoyo de mi familia sobre todo, de mis compañeros –que me iban comentando como venía posicionado, ya que ellos miraban por Internet los resultados que iban subiendo de todas las categorías- y de mis jefes directos que hicieron posible que yo estuviera allí, y me enviaban mensajes alentadores que verdaderamente me hicieron emocionar muchísimo.
Me hubiera encantado correr vistiendo los colores de la Institución, luciéndolos con todo orgullo, pero sin dudas me hubiera sentido el doble de orgulloso de haber sido así, espero pueda hacerlo la próxima carrera.

L.R: ¿Y al terminar la carrera me imagino que aprovechaste a disfrutar de los paisajes?
D.S: Al terminar la carrera maneje de vuelta los 1700 km que me separaban de Buenos Aires porque tenía que volver a trabajar, pero de todas maneras mentiría si dijera que no lo disfrute, los paisajes por los que corrí, el sentirte diminuto en esa geografía imponente, de repente veías verde y este verde se contrastaba con el gris de la ladera de una montaña cubierta de ceniza volcánica, el espeso bosque, el lago y la playa, todo eso hizo que valiera la pena.

L.R: Y el hecho de llegar a la meta, por supuesto
D.S: Eso sin duda, yo puse mi corazón y todo mi esfuerzo en ello, pero cabía la posibilidad de que no lo lograra, así que haber llegado en la posición que llegue en la general, y en el 4º puesto de mi categoría, fue sin dudas un bono extra…

L.R: ¿Y que viene ahora? ¿Tenés otra carrera próxima en mente?
D.S.: Ya carreras en llano no, tenía razón mi amigo, ahora que corrí en montaña me gustaría seguir con este tipo de desafío, pero de no ser así seguramente buscaré maratones que sean de 100 km o más, como para tratar de mantener el físico preparado para la 5º Edición de “El Origen”.

L.R: Ah!! ¿Vas a reincidir? ¿No te alcanzó con todo el esfuerzo que hiciste?
D.S: Sin dudas el esfuerzo alcanzó ya que me permitió llegar al final de la carrera que fue siempre mi objetivo principal, y encima llegué bien, pensé que quizá el desgaste podía ser mayor, pero no fue así, es por eso que en el mes de Marzo de año 2016 me gustaría volver a participar de esta carrera, así que no pierdo las esperanzas de poder hacerlo y mientras tanto seguiré entrenando…

L.R: Ojalá así sea, y que podamos entonces volver a entrevistarte, quien te dice que nos mandan de corresponsales, ¿no? (risas)

D.S: Me encantaría! Ojalá pueda participar, y si lo hago den por hecho que serán los primeros en enterarse.

Nos encanta poder compartir con nuestros camaradas estas historias, hoy a través de Daniel, mañana quizás por otro, pero poder conocerlos más allá que por ser parte de una misma Institución. Compartir aquello que los llena de orgullo en su vida, y que sin dudas nos enorgullece también a nosotros, que sepan que el policía es más que un hombre que con orgullo porta un uniforme.

Deja un comentario