Un Policía Federal evitó un robo agravado

Fuerzas de Seguridad

Ayer a las 7.45, cuando el Policía Federal Juan Marcelo Díaz de la Delegación Tucumán se encontraba prestando servicio adicional en las instalaciones de la Comisión Médica de la Superintendencia de Riesgo del Trabajo, en Av. Avellaneda 479, escuchó gritos de auxilio que provenían de la calle.

AM | Ayer a las 7.45, cuando el Policía Federal Juan Marcelo Díaz de la Delegación Tucumán se encontraba prestando servicio adicional en las instalaciones de la Comisión Médica de la Superintendencia de Riesgo del Trabajo, en Av. Avellaneda 479, escuchó gritos de auxilio que provenían de la calle.
Fue a ver y observó a una mujer salir desesperada de un domicilio y por detrás a dos sujetos portando armas de fuego. De inmediato, el policía dio la voz de alto “alto Policía”, y lejos de acatar, emprendieron la huida a la vez que realizan disparos contra el efectivo. El suboficial se parapetó detrás de un árbol y cubrió a la víctima.
Los ladrones abordaron un taxi que se encontraba estacionado, pero el suboficial llegó al vehículo y logró detener a uno de los delincuentes, mientras que su cómplice se dio a la fuga. En esos momentos se hizo presente en el lugar un agente uniformado de la Policía de Tucumán quien colaboró con el federal para trasladar al detenido y a la víctima a la seccional Primera.
En la dependencia, el malviviente fue imputados en el delito de “robo agravado” con intervención del fiscal Guillermo Herrera, quien dispuso que al Suboficial Díaz se le tome declaración testimonial, se le secuestre el arma y se le formalice el correspondiente dermotest. La damnificada fue identificada como María Soledad Suárez, argentina, de 39 años de edad. Los ladrones le habían quitado mil pesos y algunos efectos personales.
Se informó luego que el arma no se secuestró ya que quedó en el interior del taxi, donde se fugó su compañero de andanzas.

Fuente: http://www.elsigloweb.com/nota/

Deja un comentario