INSURGENTES SIRIOS MATAN A 20 SOLDADOS PESE A MISION DE LA ONU

Insurgencia y Terrorismo Política Internac.
Al menos 20 soldados sirios fueron muertos hoy por insurgentes en el día más letal para el Ejército nacional desde que entró en vigor un muy frágil alto el fuego que intenta hacer cumplir un grupo de observadores de la ONU.

El jefe de la misión de observadores admitió hoy ante un diario que la tregua, que rige desde el mes pasado, es poco respetada, pero agregó que estos enviados de la ONU surten un efecto “calmante” en las áreas en las que se van desplegando.

Quince de los soldados murieron en un solo ataque de rebeldes que los emboscaron por la madrugada en la provincia de Alepo, en el norte de Siria, informó el grupo opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres.

Dos insurgentes murieron en un combate posterior a la emboscada cerca del poblado de Al-Rai, donde las fuerzas del presidente Bashar Al Assad “escalaron las operaciones militares” desde que entró en vigor la tregua, el 12 de abril, agregó el OSDH.

Otros enfrentamientos cerca de Damasco dejaron seis soldados más muertos, mientras que el Ejército bombardeó y quemó casas de opositores en la oriental provincia de Deir el Zor y fuerzas de seguridad mataron a un civil en la sureña ciudad de Dera`a, cuna de la revuelta contra Al Assad iniciada en marzo de 2011.

En Daraya, soldados mataron a otros dos civiles, añadió el Observatorio, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Pese a la continua violencia, el jefe de la misión de observadores militares de la ONU, el general Robert Mood, dijo en una entrevista que la actividad de su equipo está teniendo resultados positivos, aunque reconoció las limitaciones de la tregua.

El general noruego rechazó críticas a la misión de Supervisión de la ONU en Siria, o UNSMIS (por sus siglas en inglés), de que desplegó a sus observadores demasiado lentamente y afirmó que su número se doblará en los próximos días.

“Esto no es fácil y estamos viendo -por las acciones, las explosiones, por los disparos- que el cese del fuego es realmente débil. No está rigiendo”, dijo Mood a la cadena de TV británica Sky News.

“Pero lo que también estamos viendo sobre el terreno es que adonde tenemos presentes observadores, tienen un efecto calmante, y también estamos viendo que los que operan sobre el terreno siguen las recomendaciones de nuestros observadores”, agregó.

La ONU ya acusó tanto al Ejército sirio como a la oposición de violar la tregua, que forma parte del plan de paz para Siria elaborado por el enviado internacional Kofi Annan, que incluye también la retirada de tropas y armas de las ciudades.

La iniciativa asimismo contempla la liberación de detenidos, el derecho a protestar, el diálogo político entre las partes y acceso a la prensa, cuya cobertura de la revuelta fue restringida al máximo o directamente prohibida por el gobierno.

La ONU estima que más de 9.000 personas murieron desde que comenzó el conflicto, en su mayoría civiles. El gobierno dice que la revuelta es un complot extranjero instrumentado por islamistas radicales a los que califica de “terroristas”.

Rusia, un aliado de Siria, condenó hoy un reciente atentado suicida que dejaron 10 muertos en Damasco y volvió a denunciar hoy que “los ataques terroristas en Siria” buscan boicotear el plan de paz de Annan.

“Moscú condena los ataques terroristas y resalta que son una campaña para desestabilizar la situación y frustrar el plan del enviado especial de la ONU y Liga Arabe, Kofi Annan”, dijo la Cancillería rusa en un comunicado.

El parte agregó que los atentados del sábado en Damasco, incluyendo el ataque suicida, están vinculados a la llegada de Mood a Siria.

La ONU dijo ayer que ya tiene a 24 observadores en Siria y que distintos países ya ofrecieron 150 de los 300 integrantes que formarán parte de la misión.

También hoy, la organización Human Rights Watch (HRW) acusó al Ejército sirio de cometer atrocidades en la norteña provincia de Idlib días antes de entrar en vigor el alfo el fuego.

“Tanque y helicópteros atacaron una ciudad de Idlib tras otra, como si las fuerzas del gobierno sirio hubiesen querido aprovechar cada minuto antes del cese del fuego para causar daño”, dijo la directora de HRW para emergencias, Anna Neistat, en un comunicado.

La organización con sede en Nueva York acusó al Ejército sirio de ejecuciones sumarias, detenciones arbitrarias y quema y destrucción de propiedades.

Télam

Deja un comentario