Una desarrolladora de videojuegos acusada de herramienta propagandística para la CIA

Inteligencia

Amir Mirza Hekmati confesaba el pasado domingo en la televisión estatal iraní: trabajó como espía en el gobierno estadounidense. Según este, la desarrolladora de videojuegos Kuma Games (tras la recreación virtual de la caza a Osama Bin Laden, entre otras operaciones militares) se encuentra financiada por la administración norteamericana, sirviendo de herramienta propagandística para la CIA.

El supuesto espía alega que Kuma ofrece una visión sesgada de los conflictos en Oriente Medio para mejorar la pésima imagen de los Estados Unidos en la región: “Después de trabajar para DARPA fui a parar a Kuma, una compañía de videojuegos. El estudio recibía dinero de la CIA para producir y distribuir juegos gratuitos con la intención de manipular la opinión pública de Oriente Medio.”

El principal objetivo de Kuma Games -continúa- era convencer a la población iraní de que las acciones emprendidas por EEUU en el país resultaban positivas.

La desarrolladora informó de su colaboración con el gobierno estadounidense en 2006, para el desarrollo de juegos que sirviesen de entrenamiento a tropas.

Además de numerosos títulos bélicos en primera persona, su historial refleja títulos de corte poco realista (protagonizados por monstruos y dinosaurios), algo que según Hekmati pretendía camuflar el verdadero propósito de la compañía. Esta aún no se ha pronunciado.

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/

Deja un comentario